Mujer, Perú, Sociedad

Tienes dueño


Tus ojos, tus manos, tus labios, ya no me pertenecen tienen otro dueño, otros sueños… Perdí las noches de paz, el sueño, el deseo de comer, el hambre, el aliento y me encerré en el manto de la tristeza y dejé escapar un suspiro. Quise olvidarte y no pude, y apagué el llanto bajo mi… Sigue leyendo Tienes dueño